Caso clínico: Abdominoplastia e importante diástasis de rectos

Hoy os muestro un nuevo caso de abdominoplastia e importante diástasis de rectos

Read more


Caso clínico: Cirugía postbariátrica. Mastopexia y abdominoplastia.

En el post de hoy os voy a mostrar un nuevo caso de cirugía postbariátrica, en la que asociamos mastopexia y abdominoplastia.

Read more


Caso clínico: evolución a largo plazo de una abdominoplastia

CASO CLÍNICO: EVOLUCIÓN A LARGO PLAZO DE UNA ABDOMINOPLASTIA

Hoy me gustaría mostraros la evolución a largo plazo de un caso de abdominoplastia.

Os preguntaréis muchas veces cómo evolucionan los resultados de las cirugías años después, en concreto hoy vamos a hablar de las abdominoplastias. Y, adelanto, puede ser bastante dispar esta evolución de unas pacientes a otras.

Por un lado, depende, obvio, de la cirugía, si estaba bien indicada y en el momento adecuado, además de los factores de la técnica empleada y el transcurso del postoperatorio. Pero por otro lado y casi más importante es el papel de la paciente, no sólo sus características individuales como tipo de piel, metabolismo, patrón corporal o morfotipo, historia de embarazos, cambios de peso… también, muy especialmente, es decisivo para mantener los resultados de la cirugía un apurado control del peso y unos hábitos de adecuada nutrición y ejercicio físico

En suma, es imprescindible que os cuidéis, que mantengáis el peso, que tengáis una buena rutina de actividad física y que cuidéis vuestra salud y vuestro cuerpo. 

Siempre digo que el abdomen es lo que más delata el estado físico de una persona, y un abdomen operado no es distinto. Cuando os veo en consulta años después de operaros, tengo muy claro quien se cuida y quien no tanto, y las pacientes con grandes resultados pasados los años son las que sí lo hacen. Si tenéis cambios de peso va a haber cambios en el volumen del panículo adiposo y en el tono o firmeza de la piel que va a empeorar, y lo que tiene más repercusión, puede aumentar el porcentaje de grasa visceral, profunda, que si es un volumen importante se puede plasmar en una tensión aumentada de la pared muscular llegando a distenderse la plicatura de los rectos y abombarse el abdomen superior. 

Es así, es preciso cuidarse, y no le veo sentido a hacerse esta cirugía si no os comprometéis a mantener los resultados de la forma referida. En general, todas las cirugías de contorno corporal conllevan esto, unos resultados en el tiempo muy dependientes del cuidado personal. Tenedlo bien claro. 

¿CÓMO EVOLUCIONÓ ESTE CASO?

Mi paciente siempre había tenido unos excelentes hábitos de nutrición y actividad física. Se intervino hace 6 años para reparar una discreta diástasis muscular y cierta flacidez dejada por los embarazos, buscando un abdomen definido y una cintura más estrecha. Como refería es una paciente ideal y la muestra es el bonito resultado conseguido con nuestra cirugía y su fantástica colaboración.


231228_Abdominoplastia

Caso clínico: Abdominoplastia con gran diástasis de rectos

CASO CLÍNICO: MASTOPEXIA PERIAREOLAR EN MAMAS TUBEROSAS Y ASIMÉTRICAS

Hoy os muestro un caso de abdominoplastia con gran diástasis de rectos.

231228_Abdominoplastia

No siempre cuando nos vemos el abdomen abultado es por exceso de grasa, pues en muchas mujeres los embarazos dejan la pared abdominal en muy mal estado. Como en el caso que os muestro, en que tenía una tremenda diástasis o separación de los músculos rectos abdominales, sin diagnosticar hasta que vino a mi consulta. Y no, no tenía apenas grasa, al menos muy poco superficial, redundando el contenido intraabdominal o visceral al tener esa pared muscular tan debilitada.

231228_Abdominoplastia

¿CÓMO PLANTEAMOS LA CIRUGÍA?

Dada la debilidad referida, le recomendé a mi paciente que perdiera peso en la idea de reducir así la grasa visceral, a fin de reducir tensión en el interior del abdomen cuando la operase.

231228_Abdominoplastia

Así lo hizo y pudimos, pues, hacer una cirugía que le resolviera su problema. Presentaba una diástasis de casi 12 cm, y alguna hernia epigástrica, que se repararon, en el contexto de una dermolipectomía abdominal con técnica de alta tensión superior.

231228_Abdominoplastia

Este resultado es ya a 9 meses de la intervención, y el cambio y la mejora en su calidad de vida no pueden ser más notables.

231228_Abdominoplastia

Caso clínico: Lipoabdominoplastia

Este es un nuevo caso de lipoabdominoplastia.Read more


Caso clínico: abdominoplastia para reparar diástasis de rectos en paciente muy delgada

¿La abdominoplastia es una cirugía para adelgazar? No, mil veces no. No es ese el objetivo de esta cirugía, sino reparar la pared abdominal dañada, distendida, por los embarazos o por exceso de volumen en otros momentos, después perdido (por otros medios). Como también es su objetivo resecar el exceso de piel o buscar una mejor definición.

Read more


abdomin-diastasis-rectos-portada

Caso clínico: Abdominoplastia para tratar severa diástasis de rectos

El otro día me preguntaba una paciente si había que tener un abdomen muy descolgado para que esto justificase hacerse una abdominoplastia. Y no, un abdomen abultado o péndulo no es la única motivación. Hay muchas pacientes muy delgadas y con un poco exceso de piel que tienen motivos sobrados para operarse, pues una de las principales indicaciones para esta cirugía es la corrección de importantes diástasis de los rectos abdominales.

Read more


lipoabdomin-portada

Caso clínico: Lipoabdominoplastia

Este es nuevo caso de abdominoplastia, o más exactamente, de lipoabdominoplastia, cirugía en la que combinamos liposucción de abdomen, costados y dermolipectomía.

Read more


abdominoplastia-portada

Caso clínico: Lipoabdominoplastia en abdomen péndulo

Este es un nuevo caso de lipoabdominoplastia en abdomen péndulo.

Read more


Caso clínico: Mommy Makeover

Este es un nuevo caso de Mommy Makeover, en el que combinamos reducción mamaria y abdominoplastia.Read more


Caso clínico: Mommy Makeover (cirugía combinada de pecho y abdomen)

Aunque la mayoría de las pacientes que se realizan un Mommy Makeover (cirugía post embarazo) suelen operarse pocos años después de sus embarazos, algunas lo postergan más, no por ganas, sino por miedo, por falta de apoyo en el entorno o por prejuicios ajenos, que hacen mucho daño. Así, se pasan años y años acomplejadas con el aspecto de sus pechos y su abdomen, deseando cambiarlo, hasta que se arman de valor y deciden ignorar lo que digan los demás para intervenirse.

Read more


Caso clínico: Abdominoplastia

Este es un nuevo caso de cirugía corporal, en concreto, una abdominoplastia.

Read more


cirugía-postbariátrica-portada

Caso clínico: Cirugías postbariátricas

Estoy encantada de compartiros este caso tan extremo en que, honestamente, la cirugía ha cambiado la vida a mi paciente. Ella se había realizado una cirugía bariátrica, en concreto un by pass, y había perdido la friolera de 130 kg. Todo su cuerpo quedó cubierto por excesos de tejidos descolgados: los brazos, el pecho, el abdomen especialmente, y los muslos, por lo que se iba a precisar de varias cirugías postbariátricas para resecar tanta piel y remodelar contornos.

Read more


Caso clínico: Cirugía combinada de mastopexia de aumento y abdominoplastia

Este es un nuevo caso de cirugía combinada de mastopexia de aumento y abdominoplastia tras importante pérdida de peso de 36 kg.

Read more


Caso clínico: Mommy Makeover

Este es un nuevo caso de Mommy Makeover. Y es que me encantan estas cirugías combinadas de pecho y abdomen: el resultado es tan espectacular que todo el cuerpo cambia.

Read more


Caso clínico: Lipoabdominoplastia

Este es un nuevo caso de lipoabdominoplastia.

Read more


Caso clínico: Lipoabdominoplastia

Este es un nuevo caso de cirugía corporal, en el que realizamos una lipoabdominoplastia.Read more


Caso clínico: Liposucción de abdomen y revisión de cicatriz retráctil suprapúbica

Este es un nuevo caso de liposucción de abdomen, donde se realizó un reconocimiento de cicatriz retráctil suprapúbica.

Read more


Caso clínico: Abdominoplastia completa

Este caso muestra cómo una abdominoplastia completa es la mejor técnica para remodelar el abdomen si este se ha quedado con la pared muscular debilitada por los embarazos.Read more


Caso clínico: Abdominoplastia extendida tras embarazos y pérdida de peso

Mostramos un caso de abdominoplastia extendida en una paciente tras 3 embarazos e importante pérdida de peso, más de 20 kg, junto a una importante laxitud tisular.Read more


Caso clínico: Lipoabdominoplastia

Este es un nuevo caso clínico de lipoabdominoplastia.Read more


Caso clínico: Lipoabdominoplastia con importante diástasis de rectos

Este es un nuevo caso de lipoabdominoplastia con importante diástasis de rectos.Read more


Caso28_Abdominoplastia

Caso clínico: Abdominoplastia en paciente muy delgada para tratar importante diástasis de rectos

La abdominoplastia no es una cirugía para adelgazar: de hecho, si la paciente tiene sobrepeso, debe perder un poco antes si queremos obtener un buen resultado en la intervención.Read more


Caso clínico: Mommy Makeover | Mamoplastia de aumento en pseudoptosis y abdominoplastia

Este es un nuevo caso de mommy makeover, en la que realizamos una mamoplastia de aumento y una abdominoplastia.Read more


Caso clínico: Bodylift: abdominoplastia y lifting de cara interna de muslos

Las cirugías que englobamos bajo el término Bodylift se refieren a todas esas cirugías de contorno corporal que se precisan para adaptar el gran exceso de tejidos tras masivas pérdidas de peso. Hay que tratar los brazos –braquioplastias–, el pecho –mastopexias–, el abdomen –abdominoplastias–, los muslos –lifting crural–, la espalda –torsoplastias–, los glúteos –gluteoplastias o lifting glúteo–…Read more


Abdominoplastia extendida tras importante pérdida de peso

No siempre planteamos las abdominoplastias para reparar las secuelas de los embarazos (habitualmente diástasis, debilidad muscular, cicatrices adheridas…) Read more


Mommy makeover de reducción mamaria y abdominoplastia

¿CUÁNDO PODEMOS COMBINAR VARIAS CIRUGÍAS EN UNA MISMA SESIÓN?

Read more


Caso clínico: Abdominoplastia para corrección de cicatriz vertical

Comparto un nuevo caso de abdominoplastia, o “tummy tuck” como también llaman a esta cirugía. Read more


Caso clínico: Abdominoplastia extendida

Presento el caso de una paciente con un importante exceso de piel y grasa en el abdomen, principalmente en la zona infraumbilical pero también con rodetes grandes en costados; los músculos abdominales muy relajados y separados; pliegue muy adherido supraumbilical, y ombligo relativamente alto. Asimismo presentaba asimetría por desviación de columna o escoliosis.Read more


Caso clínico: Abdominoplastia para quitar cicatriz de cesárea vertical

La única forma de quitar una cicatriz de cesárea o laparotomía media infraumbilical es mediante una abdominoplastia. Es decir, cambiando esa cicatriz tan visible (casi siempre adherida y retráctil) por una transversal, baja y fácilmente ocultable con la lencería o ropa de baño.Read more


Caso clínico: Cirugía secundaria de mama y abdominoplastia

Os presento un caso clínico de cirugía combinada de mamas y abdomen, mommy makeoveren una paciente previamente intervenida en otro centro de aumento mamario y mastopexia periareolar.Read more


Caso clínico de abdominoplastia

Os presento el caso de una paciente que presentaba una importante diástasis de rectos, notable flaccidez con piel muy laxa y estrías periumbilicales y región suprapúbica, además de moderados depósitos de grasa.Read more


Caso clínico de abdominoplastia y reparación de hernia umbilical

Una abdominoplastia puede ser la técnica de elección en pacientes que, además de exceso de piel o flaccidez abdominal, presentan hernias umbilicales, frecuentemente asociadas a importantes diástasis (separación en la línea media) de los músculos rectos.Read more


Impresiones tras el XXII Congreso FILACP

Tal como he compartido en redes, he asistido recientemente al XXII Congreso de la Federación Iberolatinoamericana de Cirugía Plástica, este año en Lima (Perú). Read more


Diario de una abdominoplastia: segunda semana de postoperatorio

Sigo relatando cómo llevo mi operación. He ido hace dos días a la segunda revisión y la doctora Martínez Lara me ha dicho que va todo muy bien, bueno, que va tal y como debe ir esta cirugía.

CONTINUACIÓN DE "Diario de una abdominoplastia: primera semana de postoperatorio"

Read more


Diario de una abdominoplastia: primera semana de postoperatorio

Llevaba años pensando en la abdominoplastia tras tres embarazos, en los que no hice mucha barriga, pero sí me habían dejado los músculos flojos. Soy delgada y me cuido, pero la barriga siempre me acomplejaba.Read more


Abdominoplastia modificada con pequeña cicatriz vertical

Hay pacientes que vienen a la consulta porque, aún estando delgadas, tienen los músculos rectos abdominales débiles o separados tras los embarazos, pero sin mucho exceso de piel o flaccidez. Pero al valorarlas vemos que si bien no les sobra tanta piel como para una abdominoplastia completa, tampoco les va bien una miniabdominoplastia pues esta última sólo trata los problemas desde el ombligo hacia abajo. Es ésta una variante de la abdominoplastia a la que recurriremos cuando tengamos que tratar a estas pacientes que tienen exceso de piel y relajación o diástasis muscular tanto por encima como por debajo del ombligo, por más que el exceso de piel no dé como para resecar todo la piel y grasa desde el ombligo hasta el pubis (la cicatriz de abdominoplastia sabéis que se localiza a la altura del pubis, como las cesáreas, prolongándose paralela a los pliegues inguinales).

Read more


Consejos para recuperar el cuerpo después del embarazo

Soy cirujana plástica, de forma que mis consejos van dirigidos a las mujeres que tras ser madres desean recuperar su figura, especialmente me refiero al aspecto de sus senos y su abdomen, una vez que se han recuperado del parto o la cesárea si se precisó.

Lo más determinante en cuanto a cómo quedará el cuerpo tras la gestación es el peso que se haya ganado en ésta (los ginecólogos siempre recomiendan no exceder los 9-10 kilos), seguido de la actividad física mantenida durante el embarazo, factores ambos que podemos controlar pues sólo dependen de nosotras. Pero hay en cambio otros en los que no podremos influir, como son el tipo de piel (que depende de la edad y de la genética), la evolución del embarazo y la necesidad eventual de hacer reposo por algún problema en el mismo, la posibilidad de un embarazo múltiple… Pues bien, dado que aunque en algunos factores no podamos influir pero en otros sí, es ahí donde debemos insistir, mediante una serie de medidas sobradamente conocidas, como son cuidar la dieta (de verdad que no hay que comer por dos, ni estar embarazada justifica dejarse llevar todo el tiempo por caprichos en las comidas), aumentar los kilos imprescindibles, hacer deporte o ejercicio en la medida adecuada a nuestro embarazo y según evolucione éste y cuantos meses sea posible, cuidar la piel hidratándola bien, usar un buen sujetador…. Estas medidas no sólo contribuirán a que nuestro cuerpo cambie sólo lo imprescindible que tenga que cambiar, sino que ayudarán a la salud de la embarazada y del bebé, a un embarazo y un parto menos complicado o con mejores condiciones físicas, y por supuesto una mejor y más rápida recuperación.

Photo by John Looy on Unsplash
Photo by John Looy on Unsplash

Y una vez que se ha dado a luz y estáis bien recuperadas del parto las primeras medidas son cuidar la dieta y comenzar a hacer ejercicio. No voy a indicar aquí plazos para retomarlo, pues esto es algo que debéis consultar a vuestro ginecólogo, dependerá del tipo de parto, si natural o con cesárea que exige más tiempo para iniciar la actividad deportiva, o si ha habido alguna incidencia o complicación. Insisto, esto es muy individualizado, y debéis consultar vuestro caso concreto a vuestro ginecólogo.

La cirugía plástica sólo tiene su sitio una vez que habéis recuperado el peso (por completo, pues quiero aclarar que la cirugía de contorno corporal como la que nos ocupa aquí exige que los pacientes estén en su peso al intervenirse y que lo mantengan si no quieren malograr los resultados, es imprescindible) y sólo si tras dieta y ejercicio físico no mejoráis como deseáis. Pero ¿a qué llamamos una pauta adecuada de dieta y actividad física?

Photo by Jonathan Borba on Unsplash
Photo by Jonathan Borba on Unsplash
  • DIETA

Ojo con las dietas estrictas, estamos recuperándonos de un embarazo o incluso estemos aún con la lactancia, la dieta debe ser bien sana y cuidada, por lo que nos olvidaremos de dietas milagro, incompletas o con suplementos artificiales. No nos saltaremos comidas, y daremos prioridad a alimentos frescos como frutas, verduras, hortalizas, así como a cereales, frutos secos, semillas… Siempre alimentos saludables, sin saltarse comidas y sin prisas, sobre todo si estáis en la lactancia, podéis adelgazar despacio y alimentar bien a vuestro bebé.

  • EJERCICIO FÍSICO

Lo más importante, sólo comenzar cuando el ginecólogo os lo permita, y nada de comenzar de forma brusca si queremos evitar problemas. En principio, si habéis hecho ejercicio a lo largo del embarazo y tuvisteis un parto vaginal no complicado, podríais retomar la actividad bien pronto, en pocas semanas comenzando con prudencia. No os agobiéis ni forcéis la actividad, simplemente dar largos paseos con vuestro bebé las primeras semanas será muy efectivo, o si tenéis poco tiempo (que es lo habitual, los bebés dan poca tregua…) podéis seguir alguna tabla o entrenamiento en vídeo para hacer en casa, suelen ser cortos, de unos 30-45 minutos y eso sí se puede compaginar con los ratitos de sueño del bebé (al menos eso es lo que yo hacía, y de verdad son muy útiles si no hay tiempo para salir a correr o para ir al gimnasio). Otras actividades que son perfectas, durante y tras el embarazo, son el yoga y el pilates, donde se pueden hacer entrenamientos muy específicos. Poco a poco, según os encontréis y evolucionéis, id intensificando la actividad, si vuestros niños os dejan tiempo, claro.

Photo by Bruno Nascimento on Unsplash
Photo by Bruno Nascimento on Unsplash
  • LA CIRUGÍA PLÁSTICA

Más de un tercio de nuestras cirugías están relacionadas con la recuperación tras los embarazos, y es que tantas veces es imposible sin cirugía volver al aspecto inicial. Algunas mujeres sólo con un embarazo (especialmente lo veo en embarazos en chicas muy jóvenes, donde la piel tan tensa en esa edad responde llenándose de estrías tanto en pecho como en abdomen, mucho más que en mujeres con algunos años más) precisarán la cirugía si quieren que su pecho o su abdomen vuelva a su aspecto inicial, otras en cambio se recuperan muy bien y tienen pequeñísimos cambios incluso tras varios embarazos.

Aunque en otro post hablaré de estas cirugías (el mommy makeover de los americanos, es decir, cirugía para recuperación tras la maternidad, pecho y abdomen en una sesión quirúrgica), sí aclararé algunos puntos:

No es recomendable ni útil ni eficaz hacer una abdominoplastia al tiempo de la cesárea. El abdomen está hiperdistendido, es imposible calcular el exceso de piel ni cuánto debemos tensar los músculos, y sólo puede añadir complicaciones a la cesárea. Asé que no, no es buena idea, no hacemos abdominoplastias al tiempo de las cesáreas.

- No es buena idea tampoco operaros durante los meses de baja maternal, habitualmente 4 meses. No os da tiempo en este plazo a recuperar peso y tono muscular, es casi imposible que tan pronto estéis en condiciones. Como mucho alguna liposucción (¡no en abdomen, es muy peligroso con los músculos aún débiles!) si no habéis cogido mucho peso, pero no una cirugía mamaria ni una abdominoplastia. Tenéis que esperar a estar en condiciones, y son muy pocas las mujeres que en tan poco tiempo se han podido recuperar tanto, creedme (alguna top model, supongo, pero no me lo creo mucho). De forma que debéis hacer caso al cirujano al que consultéis, y si os dice que aún no estáis en condiciones es que no lo estáis, si queréis que la cirugía sea efectiva y con los mejores resultados.

DRA. MARITINA MARTINEZ LARA
Médico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora
www.doctoramartinezlara.com


El postoperatorio en verano

Estamos casi todos preparando maletas, pero hay muchos que, o bien han querido aprovechar sus vacaciones estivales para hacerse una cirugía, o bien han decidido que ya tocaba y se han operado en estos meses.

Este post quiere ser una pequeña ayuda para estos pacientes. Entiendo que en verano hacemos muchísima más vida social, pero no podéis olvidar que el postoperatorio dura lo mismo en verano que en invierno, y siempre hay algunas cosas que no os quedan claras u olvidáis preguntar, de forma que aquí os expongo algunas pautas y plazos para retomar vuestras actividades (incluso las veraniegas). Antes que nada, que quede bien claro, no es verdad que las heridas cicatricen mal en verano, es falso, lo único que es perjudicial es el sol (no el calor) y por ello es del todo esencial la protección adecuada. Y también deseo dejar bien claro que son pautas generales y que deberíais, ante la duda, confrontarlas con vuestros cirujanos pues, obvio, son quienes mejor conocen vuestro caso en particular. Repasaré algunas de las cirugías más comunes en esta época del año:

 

1.- CIRUGÍA FACIAL

El verano es un buen momento para algunas cirugías faciales, no precisamente para una dermoabrasión, un resurfacing con láser, o un lifting si tenéis la agenda llena de compromisos sociales. Pero si lo organizáis para estar tranquilos, es perfecto, pues os podréis recuperar alejados de los compromisos laborales y sin los horarios a veces intempestivos que mantenemos. Obviamente debemos evitar la exposición solar, pero para eso están los fotoprotectores de factor elevado y los maquillajes para cubrir los morados.

  • RINOPLASTIAS

Tras la retirada de la férula o escayola a los 7-9 días, podéis tener algún discreto hematoma fácil de camuflar. Tan sólo precisaréis fotoprotectores y algún corrector, y especialmente mucha paciencia hasta que os baje la inflamación. Evitad deportes intensos un mes, pero podréis hacer algo suave alguna semana antes, así como playa y piscina a las 2-3 semanas. Evitad las gafas de sol unas dos semanas, o más tiempo cualquier gafa si es pesada.

  • OTOPLASTIAS

El verano es ideal para esta cirugía, que corrige las orejas prominentes o en soplillo. El postoperatorio es una semana con vendaje y tal vez alguna más con algún tipo de felpa, y una diadema amplia y más apretada cuatro semanas más, sólo para dormir . A las dos semanas podréis retomar sin problema deporte, baños y vida social, pues vuestras orejas apenas estarán hinchadas o muy poco a las 2-3 semanas. Es la época habitual entre niños y estudiantes, y también muchos hombres adultos que en otra época del año tienen problemas para disimular el vendaje de la primera semana.

  • BLEFAROPLASTIAS (cirugía de párpados)

Otra cirugía idónea para esta época por su corto postoperatorio. Las suturas se retiran a los 4-5 días, y los morados, que pueden durar aún 1-2 semanas más, son relativamente fáciles de camuflar con maquillaje (permitido tras 12-14 días en zonas de suturas y casi desde el principio en zonas sin puntos) y unas buenas gafas de sol bien amplias y oscuras. No olvidad nunca la protección solar. Como en cirugías anteriores, nada de esfuerzos físicos durante las dos primeras semanas, ni baños en la playa o piscina durante este tiempo, y a partir de entonces retomad poco a poco, pero siempre -siempre- con buena protección solar.

  • LIFTING

Muy similar a una blefaroplastia en cuanto a los plazos. Tras 7-10 días ya no tendréis puntos y desde los 3-4 días podréis lavaros el pelo. La vuelta a la vida social estará determinada por la extensión o intensidad de los morados y la hinchazón o edema facial. El deporte debe esperar 3-4 semanas. Calculad que hasta pasado un mes no comenzaréis a veros bien, de forma que tendréis que acostumbraros al maquillaje, gafas de sol, sombreros, a los fotoprotectores (imprescindibles mientras haya inflamación) y como siempre a ser pacientes, muy pacientes.

  • INJERTOS DE GRASA O LIPOFILLING

Es también una época ideal porque podéis aprovechar las vacaciones para 'desaparecer' al menos durante las dos primeras semanas del postoperatorio, en las que estaréis muy hinchados y con morados. Al no necesitar curas ni revisiones inmediatas, aunque vuestro cirujano también se vaya, se puede hacer casi al momento de iros de vacaciones pues sólo precisa tiempo y paciencia. Cremas con vitamina K, maquillaje, protección solar, y evitar deportes intensos cuatro semanas, aunque si son suaves, podréis hacerlos antes.

  • FILLERS O RELLENOS

Es una época perfecta, así como para los tratamientos con neuromoduladores, de hecho son una de las etapas de mayor demanda de estos tratamientos no quirúrgicos. Protección solar mientras haya morados o algo de inflamación y maquillajes bien cubrientes.

 

2.- AUMENTO MAMARIO

Junto a algunas cirugías faciales es la más solicitada en estos meses, pues tiene un postoperatorio relativamente corto (2 semanas sin hacer esfuerzos importantes y pocos días de vendaje, que luego se sustituye por un sujetador deportivo) y es habitual aprovechar las semanas de vacaciones para ello. Esquematizando lo máximo posible, las pautas para reanudar actividades (veraniegas) serían éstas:

- Tras una semana, os podéis duchar y mojar la cicatriz, haciendo alguna cura bien sencilla que os indicará vuestro cirujano. Playa o piscina aún no, ni deporte, ni tampoco conducir. Sujetador deportivo día y noche.

- A los 15 días, si va todo bien, podréis conducir, pero aún nada de deporte, sí pasear en terreno no accidentado, incluso se permiten largas caminatas. Debéis seguir con el sujetador deportivo, no vale otro, y es pronto para playa y piscina, de forma que si bajáis lo mejor es que no os bañéis pues deberíais cambiaros el bañador mojado enseguida. Mucho cuidado con el sol, pues os podríais quemar con mucha facilidad en el pecho, aunque no os diera en la cicatriz, pensad que la piel estirada y aún algo inflamada de todo el pecho es muy sensible al sol, así que tapadas o con un fotoprotector de mínimo 50 IFP.

- A las 3 semanas iréis retomando actividades, podréis estar un rato en la playa o la piscina, con muchísima protección en todo el pecho (y nada de top less este verano) y con un bikini o bañador deportivo que sujete muy bien el pecho (a mí me gustan los bikinis surferos, más firmes que los otros); si la cicatriz no está muy firme intentad no tener ropa mojada mucho tiempo. En cuanto al deporte me temo que seguimos sólo con las caminatas, o algo de abdominales o bici estática con poca resistencia (así que las enganchadas al deporte resistid un poco más). Aún no debéis usar otro tipo de sujetador que no sea el deportivo, salvo algo muy excepcional y muy pocas horas, siempre sin aros. Y hasta el mes sujetador día y noche

- Al mes, si va todo bien, abriremos más la mano con las prohibiciones. Así, podréis empezar a dormir sin sujetador, salvo que estéis más cómodas con él, y podréis usar, a ratos o para arreglaros un poco más, otros tipos de sujetadores, preferiblemente sin aros y sobre todo sin refuerzos ni push up, pero sí firmes. Playa y piscina sin problema, siempre que sigáis protegiéndos muy bien la piel de todo el pecho con fotoprotectores bien altos y muy especialmente la cicatriz para que no se os pigmente con el sol. Podéis empezar a hacer más deporte, al fin, siempre que no englobe ejercicios vigorosos con los brazos, como correr, bici estática, ejercicios de piernas, pero no de pelota ni pesas ni natación (sólo un poquito en la playa o piscina, algo mínimo). Ya sabéis que al mes aún no está el resultado definitivo (esa paciencia que tanto os falta… recordad que son meses, en plural, para ver el resultado final), pero sí que os sentiréis ya bastante recuperadas y notaréis bien la diferencia y disfrutaréis, incluso este primer verano, de vuestro nuevo aspecto.

 

3.- OTRAS CIRUGÍAS DE CONTORNO CORPORAL: LIPOSUCCIÓN Y ABDOMINOPLASTIA

Decididamente no es la mejor época, aunque muchas pacientes, especialmente en el caso de las abdominoplastias, recurran al periodo de vacaciones para esta cirugía, que requiere 3-4 semanas para su recuperación y la vuelta a la actividad laboral. Tendréis que usar una faja compresiva unos dos meses, que limita mucho la vida típica veraniega (ir a la playa o piscina a diario). En el caso de las liposucciones a las 3-4 semanas podríais quitaros la faja un rato para bañaros (en la playa o piscina, se entiende, ducharos en casa desde el día siguiente) siempre que no tengáis aún morados y con protección total del sol si queréis evitar que os salgan manchas en las zonas operadas. Si os habéis hecho una abdominoplastia podréis también quitaros un rato la faja para bajar a la playa, mejor con bañador para evitar el sol, pero en cualquiera de estas cirugías recordad que es fundamental llevar todo el tiempo prescrito la faja bien apretada día y noche, así que quitárosla sólo ratos. Tras una liposucción podréis retomar deporte suave tras 1 semana, intensificando a las 3-4 semanas. Y, si os habéis hecho una abdominoplastia, casi nada de deporte, salvo caminar pasadas 3-4 semanas. No es la mejor época si queréis un verano típico, la verdad, salvo que la escojáis para aprovechar las vacaciones.

 

Espero que estas pautas os ayuden, pero por favor no olvidéis consultarlas a vuestro cirujano, pues cualquier incidencia las va a cambiar Y recordad que cada paciente tiene un postoperatorio distinto, al igual que vuestras cirugías. Ya sabéis, esto es biología, no matemáticas, nada es exacto ni igual cuando de cuerpos humanos se trata.

*Ilustraciones de Ana Miralles

DRA. MARITINA MARTINEZ LARA
Médico especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora
www.doctoramartinezlara.com

 

 


Cirugías en verano ¿cuándo es buena idea y cuándo no tanto?

Este tema es recurrente en estas fechas. Supongo que por eso se me hace necesario escribir este post, tras pasarme los días de consulta explicando lo mismo una y otra vez. Os sugiero que miréis, o volváis a leer, el post El postoperatorio en verano donde explico, creo que de forma muy clara, los tiempos para las cirugías más frecuentes, indicando cuándo os podríais bañar, qué tipo de bikini o bañador es más adecuado, tiempo de uso de fajas, exposición solar… Por supuesto son pautas generales, y es vuestro cirujano quien os matizará, en las revisiones, qué actividades se os permiten y cuáles no aún.Read more


¿Qué actividades en el postoperatorio pueden complicar una cirugía?

La pregunta realmente es:

¿Cuándo un postoperatorio mal hecho por los pacientes puede malograr una cirugía?Read more

¿Las tendencias de moda influyen en la Cirugía Plástica?

¿En serio? ¿La moda puede influir en algo tan planificado y estudiado como nuestras técnicas quirúrgicas? Sí está clara la influencia de los cambios en los cánones de belleza,es evidente, dado que la cirugía estética tiene como objetivo buscar belleza, o aumentarla, o recuperarla, pero ahora deseo reflexionar si la moda, el street style, puede también marcar cambios en nuestras cirugías.

Read more


Caso Clínico: Abdominoplastia junto a corrección de hernia umbilical e importante diástasis de rectos

De nuevo un caso clínico para ilustrar una cirugía. A menudo me consultáis a propósito de si podemos reparar una hernia al mismo tiempo que una abdominoplastia. Por supuesto, es una práctica muy habitual, muy frecuente dado que la mayoría de las pacientes que se someten a una abdominoplastia precisamente nos consultan porque su pared abdominal quedó muy debilitada o dañada tras uno o varios embarazos. La exposición de la pared abdominal en esta cirugía es óptima para que pueda repararse una diástasis, o un ahernis umbilical o epigástrica, hasta una eventración.

Read more


¿Es un capricho la cirugía plástica?

¿Los pacientes se operan sin ser una verdadera necesidad? ¿Cómo definimos qué es una verdadera necesidad? ¿Puede considerarse si para el paciente en efecto lo necesita? ¿Sólo son necesarias las cirugías que resuelvan problemas vitales o urgentes? ¿La cirugía plástica resuelve problemas a los pacientes? ¿Es un capricho o una frivolidad desear corregir una malformación física? ¿Es banal querer tener un aspecto normal, o intentar recuperar el aspecto al que estamos acostumbrados de toda nuestra vida, si éste se ha malogrado por los años o los embarazos o las enfermedades, accidentes, etc..? ¿Hasta qué punto un rasgo físico que nos desagrada y provoca conflicto como para rechazar nuestra propia imagen corporal pueda ser necesario repararlo o mejorarlo?

Read more


Dieta y pasos a seguir tras una abdominoplastia

Estos consejos son para intentar acelerar o hacer más cómodo el postoperatorio de una abdominoplastia pero está claro que edema e inflamación son inevitables, es decir, con toda seguridad el abdomen estará hinchado varias semanas y tendrá retención de líquidos también varias semanas.Read more


Abdominoplastia de alta tensión superior

UN REFINAMIENTO MÁS EN LA ABDOMINOPLASITA

La abdominoplastia es una de las cirugías más frecuentes en mi consulta, de ahí que de continuo vayamos incorporando técnicas y variantes en la búsqueda del mejor resultado posible. Es cierto que asociar tantos gestos quirúrgicos a la técnica básica puede alargar el tiempo de cirugía (no siempre...) pero es aún más cierto que siempre van a mejorar el resultado final, y de eso es de lo que se trata, para eso estamos haciendo cirugía estética.

Read more


El ombligo en la abdominoplastia

¿Cuáles son la forma y posición ideales del ombligo?

El ombligo es un elemento definitivo en el aspecto general del abdomen, su posición, forma, grado de protrusión o hundimiento, la presencia o no de un capuchón o pliegue superior, la piel de alrededor y la firmeza o laxitud de los músculos subyacentes. Es el punto central (veremos que no está exactamente en el centro) del abdomen y por ende del cuerpo. De aquí que los cirujanos plásticos le dediquemos tanto tiempo en quirófano cuando, en el curso de una abdominoplastia, debemos realizar ese “nuevo“ ombligo (como sabéis, es el ombligo de siempre rodeado de una piel distinta, “en una casita  nueva” como explica mi querida amiga la Dra. Nélida Grande )

Read more


Los límites de la liposucción

¿Cuándo además de la liposucción hace falta una dermolipectomía?

 

Este post es una reflexión a propósito de cuándo queda corta una liposucción, de tantos pacientes en que, a pesar de hacer una buena cirugía (liposucción en este caso), detenida y extrayendo bastante grasa, lipo profunda y también lipo superficial bien trabajada, parece a los pocos meses que les hubiéramos dejado aún mucha grasa porque la piel no se les adapta bien o sin más siguen mostrando flaccidez y exceso cutáneo. Y es que muchas veces no es cuestión de hacer más o menos liposucción, ni tampoco de la técnica de lipo o la máquina con que se extraiga, ni del volumen de grasa extraído, pues ni repitiéndola se resuelve. Cuando queremos tratar un área con mucha flaccidez, con piel poco elástica, o piel pesada con mucho panículo que tiende a caer y descolgarse, y más aún si hay sobrepeso o historia de importantes cambios ponderales, hay que hacer algo más que una liposucción, pues la lipo sola (y lo he repetido muchas veces en este blog) no funciona, esta piel que pesa o sin capacidad de retracción no responde y continúa viéndose pesada, en exceso, cayendo.

Read more


Casos clínicos de Mommy Makeover

Pecho y abdomen tras los embarazos

Hoy en este post ilustraré con dos casos clínicos cómo podemos, en una sola sesión, reparar los estragos de los embarazos, interviniendo en pecho y abdomen, que son las áreas  que más acusan los cambios. Es obvio que hay que tener claro que no se desean más embarazos, pues especialmente en abdomen los resultados se malograrían del todo. Se trata de una cirugía larga, con un postoperatorio de casi un mes, por lo que hay que buscar unas fechas tranquilas en que podáis tener suficiente ayuda y en las que por supuesto no podréis estar en el ritmo habitual de una madre con hijos pequeños.

Read more


Postoperatorio de una abdominoplastia

 

A petición de mis pacientes, voy a ir intercalando post donde procuraré explicar, con un lenguaje aún más claro y accesible, cómo es el postoperatorio de nuestras cirugías, el postoperatorio de verdad, tal como me lo contáis, con las instrucciones que os doy y con qué motivo.

El objetivo no es sólo quitarme trabajo a mí y a las personas que trabajan conmigo, que por supuesto, sino que es cierto que un paciente bien informado, que ha leído suficiente literatura al respecto, en la práctica tiene una mejor evolución, con menos ansiedad e impaciencia, pero también con más  comodidad y sí, menos complicaciones, pues conoce bien la cirugía que se le ha hecho, cómo va a evolucionar, en qué plazos y qué riesgos tiene y cómo hacemos para evitarlos, es decir, que sigue nuestras instrucciones al pie de la letra.

Podéis consultar también todo el proceso de la operación en la sección abdominoplastia de la web.

Read more


El postoperatorio en verano

Aunque siempre os recomendamos que os realicéis las cirugías con meses de antelación, al menos si queréis lucir vuestro nuevo y mejorado aspecto en verano, la realidad es que, por mala planificación y especialmente por razones  laborales o de estudios, sois muchos quienes os hacéis la cirugía en los meses de verano. El problema es que se os hacen muy largos los plazos del postoperatorio, ante la presión y el deseo de ir a la playa, las piscinas, las fiestas con ropa más descubierta, y al fin una vida social muchísimo más animada que en los meses fríos. En este post os aclaro algo respecto a esas pautas y plazos para retomar vuestra vida (vida veraniega) normal. Veamos por cirugías:

Read more


Duda: Corregir secuelas de cesárea o laparotomías verticales

¿LA ABDOMINOPLASTIA ES UNA OPCIÓN?

PREGUNTA:

Tuve una peritonitis gravísima hace 1 año atrás, tuvieron que operarme por laparotomía y me quedó una gran cicatriz vertical desde el ombligo hasta casi el pecho, a raíz de esta operación me quedó una secuela de diástasis de rectos, hernia umbilical y una cicatriz gigante. Sinceramente es muy angustiante mirarme la panza, soy muy flaca y esa parte de mi cuerpo a raíz de la operación que tuve me cambió todo. Ya no puedo usar bikini así como tampoco t-shirt ajustada ya que el abdomen está ondulado. Quisiera saber si la operación de mi abdominoplastia es apta para mí y si después de esa operación, obviamente mucho tiempo después, puedo tener un embarazo. Me gustaría saber también si el postoperatorio es muy doloroso.

Read more


¿Qué es la lipoabdominoplastia?

La cirugía avanza. Hasta hace menos de una década los cirujanos plásticos conseguíamos corregir con buenos resultados deformidades de la pared abdominal mediante una abdominoplastia o dermolipectomía abdominal, sobre todo en pacientes con discretos a moderados depósitos de grasa, flaccidez cutánea y debilidad muscular, generalmente causados por los embarazos. Pero en los casos donde al exceso cutáneo y debilidad muscular se asociaban grandes depósitos de grasa, en abdomen y tronco, las posibilidades de resolver todo simultáneamente eran muy limitadas, pues si había demasiado tejido graso bajo la piel, no se consideraba seguro hacer una liposucción seguida de una abdominoplastia en la misma sesión, pues en la dermolipectomía convencional era necesario hacer un importante despegamiento en abdomen superior, desconectando la mayor parte de la piel de los vasos sanguíneos que la nutren. Así, la paciente ideal era una paciente delgada con gran exceso de piel y relajación o incluso diástasis de los músculos rectos abdominales.

¿Cómo mejorar la cicatriz de la Cesárea? II

En el anterior post hablamos de cómo cuidar una cicatriz para intentar que ésta quedara lo mejor posible. Pero hay veces en que, a pesar de un buen tratamiento, no evoluciona como desearíamos y puede continuar hipertrófica, o adherida o seguir siendo muy visible por su localización, como suele pasar en caso de cicatriz de cesárea vertical.

Read more


¿Cómo mejorar la cicatriz de la Cesárea? I

Tal vez sea el parto con cesárea la intervención quirúrgica más frecuente entre las mujeres, en nuestro medio. En nuestro país, las estadísticas indican que el parto vía cesárea alcanza el 25% de los partos.

Por suerte, en la mayoría de los casos se practica la cesárea vía suprapúbica, es decir, horizontal, que suele dejar una casi imperceptible cicatriz horizontal sobre el pubis, en  el área del bikini, fácil de camuflar con la ropa interior o el bikini y que además suele coincidir, si la incisión se ha planificado correctamente ( pero no olvidéis que ésta es, en muchos casos, una intervención urgente) con un pliegue natural sobre el pubis. Sin embargo, otras veces la cicatriz puede quedar adherida, ensanchada, con marcas de sutura visibles y con un exceso de piel a modo de pequeño faldón sobre la cicatriz.

Y, si era un caso de muchísima urgencia, es probable que se realice una incisión tipo laparotomía media, es decir vertical, que deja una cicatriz imposible de camuflar.Read more